29 diciembre, 2009

[...] Me di cuenta de que algunas provocaban pequeñas celebraciones, como si aludieran a un centro inmóvil, a un valor erótico o lastimado sepultado dentro de mí mismo....


Roland Barthes, Camera Lucida

1 comentario:

d80 dijo...

que buen lugar hermano! donde estás metido?
quiero saber de vos che!
ojalá pueda hablar con vos antes de q se termine este año, fuck 2009!
jajaja!
muy buena la frase de Barthes, creo que habla por sí sola no?
un abrazo enorme!